FILADELFIA (AP) — Joel Embiid pasó la semana aturdido por una conmoción cerebral. Su golpeado pulgar requiere de una cirugía.

¿Tiene la forma del Jugador Más Valioso? No todavía.

Sin embargo, el camerunés usó una máscara negra y reavivó las ilusiones de un campeonato en los 76ers de Filadelfia y en sus seguidores.

Embiid volvió tras someterse a una cirugía por una fractura facial, y su retorno inspiró a los 76ers para aplastar el viernes 99-79 al Heat de Miami en el tercer partido de la semifinal de la Conferencia Este.

Danny Green y Tyrese Maxey contribuyeron con 21 puntos cada uno a la causa de los Sixers, que acortaron la desventaja en la serie a 2-1.

El enmascarado Embiid anotó 18 puntos y capturó 11 rebotes. Se había perdido los dos primeros duelos de la serie.

“Tenemos una buena oportunidad de ganarlo todo”, consideró el astro de los Sixers. “Tenemos que mantenernos saludables”.

Por matoswill

Periodista, Locutor, Community Managers.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: