EDIMBURGO, Escocia (AP) — El ataúd de la reina Isabel II recorría el domingo el campo escocés en un último viaje desde su amada residencia de verano en el Castillo de Balmoral y hacia la capital escocesa de Edimburgo.

Dolientes silenciosos se alinearon al paso del auto fúnebre, en puentes y carreteras, en automóviles y tractores, algunos arrojaron flores en memoria de la monarca, que murió tras 70 años en el trono.

El coche fúnebre salió junto a ramos de flores y otros homenajes en un cortejo de siete autos desde Balmoral, donde estuvo la reina el jueves, para su viaje de seis horas hasta el palacio de Holyroodhouse en Edimburgo. El ataúd estaba cubierto por el estandarte real de Escocia y encima se colocó una corona de flores de la finca, incluidas las de guisantes dulces, una de las favoritas de la reina.

“Un triste y doloroso momento mientras Su Majestad, la reina, sale de su amado Balmoral por última vez”, tuiteó la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon. “Hoy, mientras emprende su viaje a Edimburgo, Escocia rendirá homenaje a una mujer extraordinaria”.

Por orbitainformativard

Agencia de Periodismo Digital en Republica Dominicana y el mundo. Brindando noticias de interés social, político, económico, deportivo nacional e internacional.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: