SANTO DOMINGO.- El Comisionado de Béisbol del Caribe, Juan Francisco Puello Herrera, cerró con broche de oro la temporada de “Futuros Grandes”, con una donación de pelotas a la Liga Quique Cruz, en el Distrito Nacional, auspiciado por el Banco de Reservas, donde llevó un mensaje de esperanza, de valor familiar y apego a las buenas costumbres para todos los niños de la entidad.

La entrega la realizó el comisionado de Béisbol Caribe al inmortal del Deporte, Quique Cruz y su esposa, Elvia de Cruz, junto a sus entrenadores.

“Quiero hoy llevar un mensaje de unidad familiar y de que los niños y jóvenes sigan conviviendo en base a los valores cristianos y buenas costumbres”, dijo Puello Herrera, quien aprovechó para recorrer las distintas áreas de las instalaciones.

Y abundó: “Esto es parte de nuestra responsabilidad social y la continuaremos realizando a nivel nacional, de acuerdo a nuestras posibilidades”.

Comentó que el béisbol es solo un vehículo para alcanzar buena forma formación física, pero lo más importante es que ustedes se formen en familia, que respeten a los mayores, estudien y se aparten de las malas conductas.

De su lado, Quique Cruz y su esposa Elvira, agradecieron al Comisionado de Béisbol del Caribe, Juan Francisco Puello Herrera, por realizar esta donación, la cual viene a ayudar al fomento del béisbol de pequeñas ligas.

Se recuerda que recientemente se realizaron donaciones similares en las Ligas “Los Vecinitos”, “Delfines de Caballona” y la Academia Deportiva La Javilla.

En esas ocasiones también fue recibido por los Dirigentes de cada una de las organizaciones e indistintamente compartió con el Comisionado de Pequeñas Ligas Quilvio Veras, y los también ex -Grandes Ligas Miguel Batista y Alberto Castillo.

Por matoswill

Periodista, Locutor, Community Managers.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: