(Reuters) – El dólar subía el viernes tras haber caído en la sesión anterior, a pesar de una aceleración de la inflación en Estados Unidos, lo que le ayudaba a alcanzar un máximo de 32 años frente al yen japonés.

* La libra esterlina bajaba tras una fuerte subida el jueves, luego de reportes de que la primera ministra británica, Liz Truss, destituyó a su ministro de Economía y llevaría a cabo un importante cambio de rumbo en los planes fiscales del Gobierno.

ANUNCIOS

* El índice dólar subía un 0,35%, a 112,97, después de haber caído un 0,6% el jueves, cuando los inversores parecieron ignorar los datos que mostraron que los precios al consumidor en Estados Unidos aumentaron más de lo esperado en septiembre.

* El billete verde se ha disparado este año, ya que la Reserva Federal ha subido las tasas de interés en un esfuerzo por controlar la inflación, lo que ha atraído el dinero hacia Estados Unidos. Los temores sobre la economía mundial también han impulsado su atractivo como refugio.

* Sin embargo, los datos sobre la inflación, más altos de lo esperado, provocaron el jueves un repunte en los mercados bursátiles mundiales y una caída del dólar. Analistas sugirieron que vendedores en corto que revirtieron posiciones parecen haber impulsado el rebote de las acciones, lo que pesó sobre el dólar.

* «Algunos de los detalles no eran tan preocupantes como sugería el dato de la inflación subyacente, así que cuando el mercado empezó a vender, la gente empezó a cubrirse rápidamente», dijo James Malcolm, jefe de estrategia de divisas de UBS.

* Pero el maltrecho yen japonés siguió bajo presión a pesar del mejor ambiente mundial.

* El viernes, el dólar alcanzó un nuevo máximo de 32 años, de 147,785 yenes, y subía después un 0,34%, a 147,705.

(Reporte de Harry Robertson en Londres, Ankur Banerjee en Singapur, Tom Westbrook en Sídney y Kevin Buckland en Tokio; Editado en español por Javier López de Lérida).

Por matoswill

Periodista, Locutor, Community Managers.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: