Por Fernando Rodríguez C.

El manejo político inadecuado de los recursos que genera el 4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a favor de la educación preuniversitaria ha generado una situación de crisis que indujo al presidente de la República, licenciado Luis Abinader, a ordenar la realización de una auditoría a la nómina del Ministerio que solo en la sede central aparece con 8 mil personas cobrando, lo que ha producido sorpresa debido a la imposibilidad física de que en la vieja edificación pueda albergarse ni siquiera la mitad de esta alta cifra de “servidores públicos”.

Producto de esta errada política administrativa, el 82 por ciento de los recursos que recibe el Minerd son destinados al pago de nómina, mientras solo el 5 por ciento de los recursos recibidos es dedicado al área de la pedagogía y existe un personal que recibe salarios exorbitantes sin rendir ningún servicio a la institución, de acuerdo a la denuncia hecha por el actual ministro, profesor Ángel Hernández, quien atribuye a factores como el señalado, la merma en los niveles de aprendizaje en la educación pública.

Ante esta grave situación cabe preguntar: ¿pagarán los responsables de estas aberraciones cometidas contra el derecho del pueblo a una buena educación?

Por matoswill

Periodista, Locutor, Community Managers.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: