SANTO DOMINGO.-El Gobierno de Estados Unidos planteó al gobierno dominicano la posibilidad de abrir campos de refugiados haitianos de este lado de la frontera como parte de los preparativos ante una eventual intervención militar que, en ese momento, se discute en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas.

Aunque la consulta fue hecha de manera informal, pero al más alto nivel diplomático entre ambos países, la respuesta dominicana fue una negativa tajante y señalando que esa posibilidad no sería siquiera contemplada bajo ninguna circunstancia.

La propuesta proveniente del Departamento de Estado de EE. UU. consistía en habilitar campos de concentración de refugiados en territorio dominicano para acoger a los haitianos que huyeran de su hábitat ante las posibles confrontaciones armadas o violentas por parte de las bandas que controlan territorios en Haití.

La información obtenida por EL DÍA coincide con un reporte noticioso del gigante periodístico norteamericano NBC en el que señala que el Departamento de Estado busca un tercer país para concentrar a lo que ellos consideran con inminente oleada migratoria haitiana.

La NBC News reveló que la Casa Blanca espera un desbordamiento de los intentos de migración de haitianos a Estados Unidos y que, en tal sentido, contemplan dos opciones para hacerle frente: retenerlos en un tercer país o ampliar la capacidad del centro en la bahía de Guantánamo, en Cuba.

La cadena norteamericana afirma poseer documentos que confirman esa intención de la administración del presidente Joe Biden, que incluso está preguntando al Departamento de Seguridad Nacional qué cantidad de inmigrantes haitianos requeriría que Estados Unidos designe a un tercer país para retenerlos luego de ser interceptados en el mar.

Ese tercer país al que hace referencia la publicación periodística es República Dominicana, cuya negativa de aceptar los campos de refugiados ha sido respondida con fuertes ataques provenientes de la Embajada de Estados Unidos y de agencias de la ONU tales como ACNUR y UNICEF.

Documento

La Embajada de EE. UU. llegó al extremo de emitir un comunicado en el que afirma que ciudadanos norteamericanos son maltratados en los aeropuertos por su color de la piel al ser confundidos con haitianos, sin embargo hasta ahora no ha aportado ningún caso en particular pese a haber recibido requerimientos por parte de las autoridades norteamericanas.

En tanto que UNICEF denunció que unos 1,800 niños han llegado a Haití repatriados sin sus padres, pero en el reporte no hay referencia de los lugares donde la agencia tiene concentrados a esos supuestos niños que han llegado a Haití sin padres.

El Gobierno dominicano ha negado todas esas imputaciones y ha reiterado su determinación de continuar con sus políticas de control de la migración ilegal, que incluye las deportaciones de extranjeros que están en el país de manera ilegal.

En tal sentido, el director General de Migración (DGM), Venancio Alcántara, afirmó que de los más de 150,000 extranjeros reconducidos a su país desde el año 2020, no existen casos de menores separados de sus padres.

“En todo momento y en cumplimiento con las leyes de la República Dominicana y los tratados internacionales, toda deportación se lleva a cabo en total y absoluto respeto de la dignidad de las personas y sus derechos humanos”, comentó Alcántara.

Agregó que “existen procedimientos específicos cuando hay menores de edad involucrados en el proceso. En todo momento los menores están junto a sus padres y, cuando estos no se han localizado, los menores son referidos directamente al Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia quienes se encarga de su cuidado”.

Por matoswill

Periodista, Locutor, Community Managers.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: