Por Vicente Balbuena

New York.- El fiscal general de Estados Unidos, Merick Garland, en el día de hoy, recibió un informe de inteligencia, que acusa al ex presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, de dirigir diputados del Congreso de su país desde una cárcel de Estados Unidos.

El documento de inteligencia, incluye además al ex candidato presidencial, Nasri «Papi» Asfura y el Partido Nacional de Honduras, de dirigir desde una cárcel federal, y valerse de su abogado Raymond Colón, para envíar mensajes a la colectividad, y gestionar amenazas, a quienes en su partido no siguen sus directrices.
Juan Orlando Hernández, quien gobernó a Honduras por 8 años, fué extraditado a principio de año a Estados Unidos, y acusado por un Gran Jurado Federal, de conspirar con 500 mil kilos de cocaína procedentes de Venezuela a través de Cártel de Sinaloa.

Además de asesinatos y utilización de armas de alto calibre en una mega conspiración de más de 20 años, que además incluye a su esposa y familia, envuelve a miembros de partido, políticos, policías, jueces y diputados de ésa nación centroamericana.

Senadores, congresistas y jueces federales de Estados Unidos, están solicitando a la Oficina de Control de Bienes Extranjeros, que incluya al Partido Nacional de Honduras en su lista negra para prevenir, que siga siendo utilizada esa entidad en el crímen organizado internacional, al tiempo que catalogaron dicha entidad, cómo una estructura criminal al estilo de las mafias italianas

Por matoswill

Periodista, Locutor, Community Managers.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: