Por Fernando Rodríguez C.

Concluyendo el 2022, es preciso reflexionar sobre nuestra existencia, lo positivo y lo negativo con miras a mejorar o corregir las deficiencia y aptitudes personales negativas, y a fortalecer las conductas éticas y de convivencias social y familiar de nuestro entorno con miras a aportar un grano de arena en la mejoría de la sociedad en que nos ha tocado vivir.

Recuerdo siempre la genialidad de un rompecabezas cuyas piezas correspondían a la figura de un hombre y cuando lograbas armarlo y dabas vuelta a las piezas, al revés, se visualizaba un mapamundis debidamente estructurado con la enseñanza de que cuando se forma correctamente al hombre, el mundo resulta arreglado.

En estos tiempos de pandemias, conflictos bélicos y estrés colectivo hay que tener presente que la comprensión y la tolerancia son elementos esenciales en la convivencia con nuestros semejantes con quienes podemos llevar una simple discusión a niveles que luego pudiéramos que lamentar.

Muchos conflictos graves empiezan con una simple discusión que puede evitarse con pedir excusa a la parte que se considera agraviada. Recuerde que para que se dé una discusión o pelea se necesitan dos, y usted como persona inteligente y educada, debe evitar ser parte de ese binomio. ¡Feliz Año Nuevo!

Por orbitainformativard

Agencia de Periodismo Digital en Republica Dominicana y el mundo. Brindando noticias de interés social, político, económico, deportivo nacional e internacional.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: